Blog

Weblog, sólo la punta del iceberg

octubre 29, 2005 5:37 pm Publicado por Deja tus comentarios

Apuntes sobre una herramienta que hasta que no llegó no sabíamos cuánto la necesitábamos.

¿De qué hablamos cuando hablamos de Weblog? ¿De un sitio en Internet con determinadas particularidades? Si, pero no sólo de eso. Eso sería sólo el instrumento y no la voz. Sería como hablar de la tinta y no de la palabra.

La punta del iceberg

Hablamos de weblog porque, al menos por ahora, es la palabra que tenemos más a mano para nombrar a todas las pequeñas revoluciones que generó y aún seguirá generando este sistema de publicación en cada uno de los ámbitos donde se lo aplique

Vale decir que hablamos del weblog porque muchos de los cambios e innovaciones que genera aún, literalmente, no tienen nombre.

Hablamos del weblog porque muchos de los cambios que genera aún no tienen nombre.

Algo que ni nosotros mismos sabíamos que esperábamos.

Porque el weblog llega a nuestras manos en un momento del mundo donde las grandes ciudades parecen habitadas por personas calcadas de un modelo construido a base de encuestas y focus group.

Ciudades donde todos hablan pero son muy pocos los que dicen y muchos menos aún los que escuchan. La individualidad, entonces, busca para sobrevivir los recovecos de lo under, de lo alternativo a sabiendas que, como la estética punk, terminará siendo esterilizada por el sistema de consumo y las grandes marcas.

El weblog llega a las ciudades a meter diálogo, a generar encuentros de pares que quizás vivían a cinco cuadras de distancia y no se conocían. A producir comunidad. A tender puentes. A darle la posibilidad a millones de anónimos a escribir su nombre y ponerlo on line con la esperanza de que alguien, desde algún lugar, los llame y entonces se sientan nuevamente bautizados.

Por supuesto que algunos pueden llegar a pensar que los weblogs constituyen el territorio comanche de las tribus adolescentes que mean su zona para obtener seguridad en sí mismos. Que son sitios infectados de esnobismo. Pero eso vuelve a ser la punta del iceberg.

El weblog llega en un momento en que el mundo está adoleciendo y se necesita hablar para volver a nombrar cosas esenciales que se están perdiendo en un tumulto de consignas y eslóganes.

El weblog llega en un momento en que el mundo está adoleciendo y en donde nadie se siente seguro en él. Un tiempo en que se necesita hablar para volver a nombrar cosas esenciales que se están perdiendo en un tumulto de consignas y eslóganes.

El weblog llega para devolverle la palabra a las ciudades que han caído bajo el sopor de frases embebidas en marketing. Le restituye la palabra a los que se habían quedado sin voz de tanto gritar. Pero, fundamentalmente, abre canales de diálogos más humanizados y menos autoritarios si lo comparamos a los que nos tienen acostumbrados las grandes corporaciones.

Publicado originalmente en Interlink Headline News

Publicado en octubre 29, 2005 5:37 pm

Categorizado en: Sin categoría

Esta entrada fue escrita porAgenciaBlog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *