Blog

Diario de Diálisis

agosto 25, 2006 6:10 am Publicado por 6 Comentarios

Diario de Diálisis

Para mí, Alejandro Marticorena es un hermano de la vida. Y como buenos hermanitos, nos encontramos, nos alejamos y nos volvimos a encontrar. Pero hoy no quiero escribir de él y de su blog porque seamos amigos. Porque, la verdad, aún si no lo conociera ni de nombre y me hubiese topado con su Diario de Diálisis igual estaría escribiendo este post. Eso que quede claro. Porque lo que él hace desde allí es darle otra función al weblog: la de contar un proceso personal, un tratamiento, los síntomas de una insuficiencia renal, la atadura que padecen veinte mil argentinas y argentinos con la diálisis. Todo desde adentro.

Ale o el “Mono”, como lo conocemos, es un gran narrador. Y ccomo tal tiene la virtud de conversarte al escribir. O tal vez sea que yo tengo ya tan incorporada su voz que cuando lo leo parece que me hablara. Por lo que les pido a los que pasen por este blog, por favor, díganme si no les sucedió lo mismo.

Claro que en eso de contar también salen cosas duras, como algunos de sus largos posts. Una dureza que está bien porque no está contando un cuento de hadas, sino transmitiendo en tiempo real lo que le pasa a un tipo de cuarenta y poquitos años que tiene que estar atado cuatro horas, tres veces por semana, a un aparato que le limpia la sangre:

qué se siente, qué se piensa, cuáles son los miedos que asaltan a un paciente (al menos uno de mi edad y mis condiciones) que entró en hemodiálisis, qué se ve “de este lado” cuando uno entra a la sala de diálisis y se recuesta en el sillón, esperando los pinchazos en el antebrazo y construyendo la paciencia necesaria para pasar cuatro horas, tres veces por semana, acostado y con un brazo inmóvil.

Porque claro, Ale, cuando se enteró lo que le pasaba buscó y rebuscó en Internet información sobre esa puta insuficiencia renal crónica. Y por cierto que la encontró. Y allí se dio cuenta que Internet está llena de conceptos y significados. Pero hay poca vivencia, poco ser, poco contarse de todo lo que gira alrededor de un paciente en diálisis…

…la información “dura” es, creo, la que abunda en la red, y los interesados podrán acceder fácilmente a ella.

Entonces fue cuando comenzó a contar. Y empezó por el principio, cuando el nefrólogo le dijo que tenía que hacer diálisis:

Así que diálisis. Mirá vos. Quién me lo iba a decir… Me llevó una semana asimilar el golpe. Estuve más o menos 7 días como en otro planeta. Pero las ociones eran claras: empezar el tratamiento para comenzar a estar mejor y recuperar mi estado previo al inicio de la Insuficiencia Renal Crónica… o sentarme a esperar la muerte a mediano o largo plazo. En realidad, más mediano que largo. “Tuve suerte de nacer en esta época”, me dije más de una vez. “Mirá si estuvieses en un período histórico donde no hubiese tratamiento para esta enfermedad. Se me habría pasado el cuarto de hora… y tanto ‘pescado sin vender’

De más está decir que Ale está en la lista de los que esperan un trasplante de riñón. Y también sobra decirles de mi bronca, de mi impotencia (a mí con los años estas cosas también me generan bronca) por ese no-sé-qué-hacer frente a situaciones como estas. Sólo alentarlo a que siga con este blog que es, por cierto, la crónica de las consecuencias de una puta insuficiencia renal crónica.

Algo que hace desvistiéndose del ropaje de periodista para escribir esa crónica en carne viva, en primera persona, como corresponde a un blog y como lo siente una persona que un día se sorprendió porque tuvo que:

“…pensar en la muerte para seguir con mi vida”

Diario de Diálisis

Publicado en agosto 25, 2006 6:10 am

Categorizado en: Sin categoría

Esta entrada fue escrita porAgenciaBlog

6 Comments

  • Luis Calé dice:

    Amigos estoy en la misma situación me han dicho los refrólogos que debo dializarme sino me voy a morir ya que tengo IRC. Mi señora de 40 años de casados, que me ama como yo a ella me quiere donar el suyo ya que ella es muy sana y compatible. Comprendo la situación, pero no deseo aceptarla,se que si comienzo la diálisis el 10% de lo que actualmente funcionan mis riñones dejaran de hacerlo, volviéndome completamente dependiente de una máquina, para lo cual me anularán importante vena de mi brazo. Pienzo que si directamente me trasplanto el riñón de mi amada esposa, mi otro riñon no se perderá irremisiblemente. Mis penurias son las mismas que las del artículo que publicaron. Atentamente Luis Calé

  • HOLA

    YO TENGO RIÑONES POLIQUISTICOS, POR ALGUNA RAZON NO PUDE ABRIRL LA PAGINA DE ALEJANDRO EN RIÑONES POLIQUISTICOS, PERO NO QUIERO DEJAR DE ESCRIBIR Y DECIRLES QUE A VIVIR AMIGOS CADA QUIEN CON SU CRUZ, NOSOTROS LOS RIÑONES Y OTROS TENDRAN MAL EL ALMA U OTRO ORGANO. YO SI QUE SUFRO CON MIS QUISTES EN LOS RIÑONES, SOY OTRA, PERO HE SIDO OTRA PARA VER MEJOR LA VIDA.

    YOLA ZARCO

  • Victor Hugo dice:

    Hola a todos,

    Tengo 42 años y padezco de riñones poliquísticos, aun no estoy en dialisis, pero vi como mi madre lucho 10 años de su vida en ella.

    El mensaje que quiero darles es que hay que dejar de pensar en la enfermedad y vivir y para ello contamos con la fuerza que nos da Dios.

    Tengo un hijo de 4 años y en un momento de mi vida tuve que decidir si iba a acompañarlo o me iba a quedar pensando en la enfermedad y morir de angustia y deseperanza.

  • alejandro dice:

    Hola soy ALEJANDRO:
    Fui donante de riñon a mi hermano gemelo a los 18 años, hoy tengo 44. Nunca me voy a arrepentir, ni lo pence era mi hermano un amor incondicional, lo unico que reprocho a los medicos es que los estudios pre-tranplantes no los hicieron correctamente, a los pocos meses ya tenia perdida de proteinuria en le orina( un signo no muy bueno), este se fue deteriorarando y 12 años mas tarde, me tubieron que hemodializar , Estbe conectado a una maquina casi 3 años.Gracias a dios el 01/09/08 cumpli 9 años de tranplantado con un rinon cadaverico.
    Hoy estoy luchando por la renovacion de mi CERTIFICADO DE DISCAPACIDAD.
    Espero que la gente del INSTITUTO DE REHABILITACION tenga en cuenta :
    que los trnsplantados no tenemos la misma posibilidad laboral que los demas,
    que tenemos que tomar medicacion de por vida del ingerto,
    que tenemos las defensas bajas y que no podemos trabajar en cualquier anbito,
    que el certificado de discapacidad nos sirve en la obra social para que algunos medicamentos sean gratis,
    que tenemos el riñon en un lugar del cuerpo muy bulnerable,
    que la medicacion que tomamos tambien es contraproducente para nuestra salud.

    gracias , y estoy a su disposicion

    ALEJANDRO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *