Blog

Comunicados de prensa y sentido común

febrero 6, 2006 7:06 pm Publicado por 1 Comentario

(Por Bárbara Delpech*) – Yo creo que los comunicados de prensa, bien hechos, sirven, y mucho. Sobre todo, porque muchas veces facilitan la tarea de tener que buscar información para un espacio que sobra, y algunas otras, tiran ideas para hacer una nota (sobre eso o sobre otra cosa que se le parezca).

No creo que haya una manera específica de hacer una gacetilla, pero sí se puede buscar una forma que sirva más o menos para todos. Y esto lo sé a partir de preguntar y pedir opinión a quienes son, al fin y al cabo, los que tienen que “comprar” la noticia: los periodistas.

Por eso, adhiero al grupo: lo que define a una buena o mala gacetilla es el sentido común. Personalmente, hice una suma y resta de los distintos consejos de mis amigos periodistas, y de todo ello, quedó lo que sigue:

En primer lugar, tengo en cuenta que nadie lee un mail (o fax…. ¡qué antigüedad!) que sea más largo que una hoja A4. ¡Y no vale achicar la letra de modo que provoque astigmatismo súbito en quien hace el intento de leerlo!

Así que, brevedad. Mejor dejar con las ganas que andar mostrando de más y aburrir (si no preguntar a Laport, que donde tiene la oportunidad, muestra el trasero). En fin, si quieren más, van a pedir.

No vale el uso de colores. Con negro basta y sobra. Poner un título en colorado no le da más importancia a la noticia. Tampoco vale adjetivar mucho: “esta excelente propuesta del carismático diputado…” suena horrible y transforma a quien lo escribió en un insensato… y a quien le paga en un ególatra.

Estas son cuestiones de forma, pero me parece que lo esencial es el contenido.

Por eso, no es bueno mandar mails todos los días, cual newsletter con copia a todos (en tal caso, con copia oculta es menos malo), contando nimiedades que a nadie importan. Yo misma, cuando recibo mails así los borro sin siquiera pispearlos. ¿Por qué habría de esperar que los demás no hagan lo mismo con los míos?

De modo que apunto a mandar comunicados de prensa cuando el asunto lo merece. Elijo a quién o quiénes se lo voy a mandar y, uno por uno, le ofrezco a cada uno el producto general con algún agregado especial y personalizado. Cuesta, pero vale la pena.

Para terminar, una reflexión: toda la vida creí que no era capaz de vender nada. De hecho, nunca pasé de la primera entrevista laboral en las empresas de call center, que por 4 horas de trabajo, daban tiempo para el estudio. Y sin embargo acá estoy, carrera universitaria mediante, vendiendo de lo más intangible y volátil del mercado: noticias.

(*) Licenciada en Ciencias de la Comunicación – Asesora de Prensa del legislador Diego Santilli

Publicado en febrero 6, 2006 7:06 pm

Categorizado en: Sin categoría

Esta entrada fue escrita porAgenciaBlog

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *